Imagino, que mientras observas la galería estarás pensando: “vaya mujeres hay aquí” “yo no soy así ni por muy buen fotógrafo que sea este hombre” 

A mí favor diré que sí, que soy buen fotógrafo, al tuyo diré que no, no eres como esas mujeres porque tú eres única, así que las fotografías que hagamos no serán como estas, porque serás tú la protagonista. 

No lo pienses más, date la oportunidad, el capricho, déjate envolver en una sesión íntima solo para ti.

 

¡Vive una experiencia única! 

Seguramente no sean solo fotografías lo que tengas después entre tus manos, sino mucho más allá, el recuerdo de lo que sentiste ese día… 

¿Tienes preguntas?